+
Información

Masaje para bebés: primeros pasos

Masaje para bebés: primeros pasos

El masaje para bebés es una forma fabulosa de vincularse con su bebé. Hay muchos movimientos y caricias diferentes que pueden ayudar a estimular a su bebé cuando necesita un poco de tiempo para jugar, nutrir a su bebé cuando su digestión no es feliz o calmar a su bebé como parte de una rutina antes de acostarse.

Antes de comenzar, asegúrese de estar en un ambiente tranquilo y relajante, de que esté usando una superficie suave y de que tenga una crema para bebés o aceite de masaje de buena calidad. Asegúrese de usar una crema o aceite lo suficientemente suave para la piel sensible de su bebé.

El tiempo es clave aquí. No intente masajear a su bebé justo antes o después de una comida, o cuando esté cansado o necesite una siesta. Puede optar por quitarle toda la ropa a su bebé si la habitación es lo suficientemente cálida, o mantener el pañal, por si acaso.

Coloque a su bebé sobre una toalla suave y tibia en la cama o en el piso. Quítese las joyas que puedan atrapar, frotar o irritar la piel de su bebé. Siempre frote la crema o el aceite en sus manos antes de hacer contacto con su bebé para calentar sus manos y la crema. Tus manos pueden absorber el primer lote. Solo agregue un poco más; tus manos obviamente también lo necesitan.

Observe la reacción de su bebé a cada movimiento y, si no le gusta nada, deje de hacer lo que está haciendo y déle un abrazo a su bebé. Disfrutar.


Ver el vídeo: Maniobras de reanimación cardiopulmonar en el niño (Enero 2021).