Información

Yoga prenatal: postura en cuclillas de pie

Yoga prenatal: postura en cuclillas de pie

2:21 min | 9.520 vistas

El yoga prenatal es una excelente manera de mantenerse en forma durante el embarazo. Estos ejercicios le enseñarán cómo respirar profundamente y relajarse, lo cual será útil durante el trabajo de parto, el parto y la maternidad. Aprenda a hacer la postura de yoga en cuclillas de pie durante el embarazo.

La postura en cuclillas de pie se considera segura durante el segundo y tercer trimestre del embarazo. Pero siempre escuche a su cuerpo y deténgase si alguna postura le causa incomodidad. Busque el consejo de su médico con respecto a su preparación física individual antes de comenzar cualquier programa de acondicionamiento físico.

Obtenga más información sobre los beneficios del yoga prenatal y algunas precauciones de seguridad importantes.

Mostrar transcripción

Namaskar!

Para la postura en cuclillas de pie, coloque los pies a una distancia cómoda. Doble un poco las rodillas.

Junta las palmas de tus manos en una posición de oración.

Inhale y estire las manos unidas por encima de la cabeza. Mientras exhala, agáchese suavemente. Baje las caderas y la espalda como si estuviera sentado en el borde de una silla. Asegúrese de que su coxis esté metido, para que su espalda no se arquee demasiado.

Apriete los músculos del suelo pélvico.

Inhalando, presione hacia abajo en sus pies mientras estira las piernas. Lentamente, vuelva a colocar las palmas de las manos en la posición de oración mientras exhala. Repite varias veces.

Inhale y estire las manos hacia arriba, fluyendo suavemente de una posición a otra mientras respira lentamente.

Exhala y agáchate. Asegúrese de que su coxis esté metido, para que su espalda no se arquee demasiado.

Inspire, presione hacia abajo en sus pies y estire las piernas. Lentamente, vuelva a colocar las palmas de las manos en la posición de oración mientras exhala.

Inhala con las manos en alto. Exhala y agáchate lentamente. Mantenga esta posición durante 3 a 6 respiraciones. Mire fijamente un punto en la pared o en el suelo para mantener el equilibrio.

Inspire y vuelva a la posición de pie. Luego, al exhalar, baje los brazos, volviendo lentamente a su posición original.

Ver el vídeo: Postura 1. Yoga para embarazadas. En un pie. Parto sin dolor (Octubre 2020).