Información

Buenas posiciones para amamantar

Buenas posiciones para amamantar

La lactancia materna requiere práctica. Aprender a sostener y apoyar a su bebé en una posición cómoda también requiere coordinación y paciencia.

Sin embargo, vale la pena el esfuerzo para encontrar una sujeción de lactancia que funcione para usted y su bebé. Después de todo, ustedes dos pasarán horas amamantando todos los días.

Esta posición clásica de amamantamiento requiere que acunes la cabeza de tu bebé en el hueco de tu brazo.

Mejor para: bebés a término que nacieron por vía vaginal. Algunas madres dicen que esta sujeción dificulta guiar la boca de su recién nacido hacia el pezón, por lo que es posible que desee esperar para usar esta posición hasta que se sienta más cómoda con la lactancia, generalmente cuando su bebé tiene de 4 a 6 semanas. Las mujeres que han tenido una cesárea pueden encontrar que ejerce demasiada presión sobre el abdomen.

Esta posición, también conocida como posición de cuna cruzada, se diferencia de la posición de cuna en que los brazos cambian de función.

  1. Si está amamantando de su seno derecho, use su mano izquierda para sostener la cabeza de su bebé.
  2. Con el pulgar y los dedos detrás de la cabeza y debajo de las orejas, guíe su boca hacia su pecho.

Mejor para: recién nacidos, bebés pequeños y bebés que tienen problemas para prenderse.

El agarre de embrague o fútbol

Como sugiere el nombre, usted coloca a su bebé debajo del brazo (del lado del que está amamantando) como si fuera una pelota de fútbol o un bolso.

  1. Coloque a su bebé a su lado, debajo de su brazo, sostenido por una almohada. Debe estar acostada boca arriba, con la nariz al nivel de su pezón.
  2. Descanse el brazo sobre la almohada y apoye los hombros, el cuello y la cabeza de su bebé con la mano y el antebrazo.
  3. Con el pulgar y los dedos detrás de la cabeza y debajo de las orejas, guíe su boca hacia su pezón, con la barbilla primero, para establecer un buen agarre.

Mejor para: si ha tenido una cesárea (para evitar que el bebé ejerza presión sobre sus puntos). Y si su bebé es pequeño o tiene problemas para prenderse, esta sujeción le permite guiar su cabeza hacia su pezón. También funciona bien para mujeres que tienen senos grandes o pezones planos y para madres de gemelos que amamantan a ambos bebés a la vez.

La posición de lado

Aunque no verá mujeres amamantando en público de esta manera, es una posición popular para muchas madres lactantes cuando están en casa.

La posición de decúbito lateral también le facilita la extracción si su bebé se duerme sobre el pecho. Solo asegúrese de trasladarlo a un lugar seguro para dormir y nunca lo deje desatendido en una cama o sofá para adultos.

  1. Acuéstese de costado en la cama con una almohada debajo de la cabeza y una entre las rodillas dobladas, si lo desea, para mantener la espalda y las caderas en línea recta.
  2. Con su bebé de frente a usted, acérquelo, permitiendo que su cabeza se incline levemente hacia atrás para que pueda abrir bien la boca. Descanse su cabeza sobre su brazo inferior.
  3. Si su bebé necesita estar más alto y más cerca de su pecho, use su brazo superior para acunarlo, con su mano debajo de sus orejas. Asegúrese de no presionar la parte posterior de su cabeza. No debe esforzarse para alcanzar su pezón y usted no debe inclinarse hacia él.

Mejor para: Si se está recuperando de una cesárea o de un parto difícil, sentarse es incómodo o está amamantando en la cama.

El koala espera

Una vez que lo mantenga presionado, es posible que desee probarlo mientras su bebé está atado a usted en un portabebés suave para amamantar con las manos libres. Si esto funciona para usted y su bebé, es posible que nunca regrese.

  1. Sostenga a su bebé firmemente en posición vertical, con las piernas a horcajadas sobre la suya y la cabeza alineada con su pecho.
  2. Su cabeza se inclinará naturalmente hacia atrás cuando se prenda. Asegúrese de sostener su cabeza y mantener un brazo alrededor de ella en todo momento, hasta que tenga la edad suficiente para sostenerse.

Mejor para: bebés con reflujo, ya que amamantar en posición vertical puede facilitar su digestión. Si puede dominar esta sujeción en un portabebés, es una posición ideal para las mamás activas.

El agarre relajado

Las investigaciones muestran que amamantar en una posición reclinada puede estimular los reflejos de alimentación en las madres y los bebés.

  1. Recuéstese en una posición semi-reclinada. Asegúrese de que su cabeza y hombros estén apoyados.
  2. Acueste a su bebé boca abajo sobre su estómago con sus brazos abrazando su pecho. La gravedad debe mantenerlo en la posición ideal y ayudará a profundizar su agarre.

Mejor para: madres con pezones doloridos o bebés con dificultad para prenderse. Esta también es una gran posición para las madres que desean un abrazo agradable y relajante. Puede encontrar que esta sujeción se siente bastante natural para usted y su bebé.

El control relajado poscesárea

Esta sujeción quita la presión del sitio de la incisión mientras le permite disfrutar de una posición semi-reclinada. Puede parecer un poco extraño, pero como el seno es un círculo, se puede abordar desde cualquier lado.

  1. Encuentre un lugar cómodo donde pueda sentarse en un ángulo de 45 grados y estar completamente apoyado.
  2. Coloque a su bebé sobre su hombro para que su cabeza mire hacia su pecho y su boca esté alineada con su pezón.
  3. Verifique que usted y su bebé estén cómodos y seguros antes de guiarlo para que se prenda.

Mejor para: madres lactantes que quieren sentarse y relajarse después de una cesárea reciente.

La bodega gemela

Amamantar a gemelos significa que producirás mucha leche y necesitarás mucho apoyo, literal y figurativamente.

  1. Coloque una almohada grande o un cojín sobre su regazo para ayudarla a acunar a sus dos bebés a la vez.
  2. Si es posible, tenga a alguien cerca que pueda pasarle a sus bebés una vez que esté listo.
  3. Coloque un bebé debajo de cada brazo con la cabeza hacia sus senos. Use sus brazos y manos para apoyar su espalda y cabeza. Asegúrese de que ambos bebés estén lo suficientemente cerca del pecho para que puedan prenderse cómodamente.

Mejor para: gemelos lactantes. Esta sujeción podría salvarle la cordura si es madre de múltiples.

Consejos para cada puesto de enfermería

Apoya tu cuerpo
Elija una silla cómoda con reposabrazos y use almohadas, muchas de ellas, para apoyar la espalda y los brazos. (La mayoría de los sofás no brindan suficiente apoyo).

Apoye también sus pies para evitar inclinarse hacia su bebé. Un taburete, una mesa de café o una pila de libros pueden funcionar. Una almohada o una manta doblada en su regazo también puede evitar que se encorve.

Cualquiera que sea la posición de lactancia que utilice, asegúrese de acercar a su bebé a su pecho y no al revés.

Apoya tus senos
Sus senos se agrandan y pesan durante la lactancia. Mientras amamanta, use su mano libre para sostener su seno con una sujeción en C (cuatro dedos en un lado de la mama y el pulgar en el otro lado) o una sujeción en V (dedos índice y medio extendidos a ambos lados de la pecho).

Nota: Mantenga sus dedos por lo menos 2 pulgadas detrás del pezón y la areola para que su bebé pueda prenderse completamente.

Apoya a tu bebé
Sentirse cómodo y seguro ayudará a su bebé a amamantar feliz y eficientemente. Use sus brazos y manos, además de almohadas, para sostener la cabeza, el cuello, la espalda y las caderas de su bebé, y manténgalos en línea recta. Al principio, el contacto piel a piel es mejor, usando una manta para mantener a su bebé abrigado cuando sea necesario. Eventualmente, también puede amamantarlo mientras está envuelto con los brazos a los lados.

Varía tu rutina
Experimente con puestos de enfermería para encontrar sus favoritos. Un cierre cómodo y profundo le ayudará a evitar el dolor en los pezones. Muchas mujeres alternan regularmente la lactancia materna para evitar que se obstruyan los conductos lácteos. Debido a que cada sujeción ejerce presión sobre una parte diferente de su pezón, la variedad también puede ayudarlo a evitar el dolor en los pezones.

Otro consejo: Alterne qué pecho amamanta desde el principio en cada toma para aumentar la producción de leche.

Relájate, luego amamanta
Respire profundamente unas cuantas veces, cierre los ojos y tenga pensamientos pacíficos y tranquilizadores. Tenga a mano un vaso o una botella de agua para beber mientras amamanta; mantenerse hidratada le ayuda a producir leche.

¿Es hora de parar?
Idealmente, su bebé decidirá que ha tenido suficiente cuando haya drenado uno o ambos senos. Si necesita sacar a su bebé del pecho mientras lo amamanta, inserte suavemente su dedo en la comisura de su boca, alcanzando entre sus encías para romper la succión (¡que puede ser notablemente fuerte!).

Trate de evitar quedarse dormido
La lactancia materna ayuda a proteger a su bebé contra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Sin embargo, la AAP recomienda que no se duerma con su bebé porque podría darse la vuelta sobre él. Si cree que podría quedarse dormido mientras amamanta, alimente a su bebé en la cama en lugar de en un sofá o silla acolchada, que son más peligrosos porque los bebés pueden quedar atrapados entre los cojines.

Además, asegúrese de que no haya almohadas, mantas, sábanas u otros elementos en la cama que puedan obstruir la respiración de su bebé o causar sobrecalentamiento. Si se queda dormido, lleve a su bebé a su propia cama tan pronto como se despierte.

¿Más preguntas?

Para obtener ayuda práctica, pídale a su médico que la derive a un asesor en lactancia o busque uno buscando en la base de datos de la Asociación Internacional de Asesores en Lactancia.

Ver el vídeo: 5 POSTURAS para DAR EL PECHO #Lactancia materna exitosa (Noviembre 2020).