Información

Fiebre y su bebé o niño

Fiebre y su bebé o niño

Signos de fiebre y cuándo preocuparse

La fiebre es una temperatura corporal más alta de lo normal. Suele ser una señal de que el cuerpo está librando una guerra contra las infecciones. A continuación, le indicamos cómo saber cuándo debe preocuparse por la fiebre:

Si tu bebe es menores de 3 meses y tiene una temperatura de 100.4 grados F o más, llame al médico de inmediato. Un bebé tan pequeño necesita ser examinado para detectar una infección o enfermedad grave.

Para un bebe 3 meses o más, lo más importante es cómo se ve y actúa. Si parece estar bien, está tomando líquidos y no tiene otros síntomas, no es necesario llamar al médico a menos que la fiebre persista por más de 24 horas o sea 104 grados F o más.

Si tu bebe es entre 3 meses y 6 meses y tiene fiebre de 101 grados F o más, o está mayores de 6 meses y tiene una temperatura de 103 grados F o más; llame al médico si además tiene síntomas como:

  • Pérdida de apetito
  • Tos
  • Signos de dolor de oído, como tirarse de la oreja
  • Irritabilidad o somnolencia inusuales
  • Vómitos o diarrea
  • Notablemente pálido o enrojecido
  • Menos pañales mojados o orinar menos
  • Sarpullido inexplicable (manchas pequeñas de color rojo púrpura que no se vuelven blancas o más pálidas cuando las presiona, o manchas grandes de color púrpuratches, puede indicar una infección bacteriana muy grave)
  • Dificultad para respirar (o respirar más rápido de lo habitual) incluso después de limpiarle la nariz con una pera. Esto podría indicar neumonía o VSR.

Si su bebé tiene una temperatura que inferior de 97 grados F, esto también justifica una llamada al médico.

A continuación, le indicamos cómo tomar la temperatura de su hijo.

Tenga en cuenta que los diferentes tipos de termómetros son más precisos que otros. La mayoría de los médicos todavía le piden que use un termómetro rectal y las temperaturas anteriores se basan en lecturas rectales (aunque los estudios muestran que un termómetro temporal es igual de preciso).

Pero algunos recomendarán que primero tome la temperatura de su bebé debajo de la axila (axilar) y si esa temperatura está por encima de 99 grados F, luego haga una lectura rectal.

Tenga en cuenta que la temperatura de su hijo puede cambiar dependiendo de la hora del día (a menudo es más alta por la tarde) o de qué tan activo ha sido su hijo (gateando, paseando y corriendo, los niños tienen más calor).

Qué hacer si su bebé o niño tiene fiebre

Dado que la fiebre es parte de las defensas del cuerpo contra las bacterias y los virus, algunos expertos sugieren que una temperatura elevada puede ayudar al cuerpo a combatir las infecciones de manera más eficaz. (Las bacterias y los virus prefieren un ambiente de alrededor de 98.6 grados F.) La fiebre también le dice al cuerpo que produzca más glóbulos blancos y anticuerpos para combatir la infección.

Por otro lado, si la temperatura de su bebé o niño es demasiado alta, se sentirá demasiado incómodo para comer, beber o dormir, lo que dificultará su recuperación.

Estos son algunos pasos básicos que puede seguir para que su hijo se sienta cómodo:

Quítese capas de ropa para que su hijo pueda perder calor más fácilmente a través de la piel. Vístela con una capa ligera. Si está temblando, dele una manta ligera hasta que vuelva a estar caliente.

Coloque una toallita húmeda y fría en la frente de su hijo mientras descansa.

Ofrézcale muchos líquidos. Los bebés mayores y los niños pueden tener alimentos refrigerados, como paletas heladas y yogur, para ayudar a enfriar el cuerpo de adentro hacia afuera y mantenerlo hidratado.

Dele a su hijo un baño de tina tibio o un baño de esponja. A medida que el agua se evapora de su piel, la enfriará y bajará su temperatura. No uses agua fría. Puede hacerla temblar y hacer que su temperatura corporal aumente. Del mismo modo, no use alcohol isopropílico (un remedio anticuado para la fiebre). Puede causar un aumento de temperatura y posiblemente incluso intoxicación por alcohol.

Usa un ventilador. Una vez más, no querrás que tu hijo se enfríe. Mantenga el ventilador en una configuración baja y apúntelo cerca de ella para hacer circular el aire a su alrededor en lugar de soplar directamente sobre ella.

Quedate adentro en un lugar fresco. O, si está afuera, quédese a la sombra.

Medicina para la fiebre es una opción si la fiebre hace que su hijo se sienta incómodo y su médico lo autoriza. El acetaminofén o el ibuprofeno ayudarán a bajar la fiebre. (El ibuprofeno no se recomienda para bebés menores de 6 meses o para niños que están deshidratados o tienen vómitos persistentes). Al administrar medicamentos:

  • Tenga cuidado con la dosis. El peso de su hijo determinará la dosis correcta. Utilice siempre el dispositivo de medición que viene con el medicamento para darle a su hijo exactamente la cantidad correcta.
  • No administre medicamentos para bajar la fiebre con más frecuencia de lo recomendado. Las instrucciones probablemente dirán que puede administrar acetaminofén cada cuatro horas (hasta un máximo de cinco veces al día) e ibuprofeno cada seis horas (hasta un máximo de cuatro veces al día).
  • Nunca le dé aspirina a su hijo. La aspirina puede hacer que un niño sea más susceptible al síndrome de Reye, un trastorno poco común pero potencialmente fatal.
  • No le dé a su hijo preparaciones para la tos y el resfriado de venta libre. La mayoría de los médicos no recomiendan estos productos para bebés y niños pequeños. Y es posible que ya contengan ibuprofeno o acetaminofén, por lo que corre el riesgo de darle a su hijo demasiados medicamentos.

Convulsiones febriles y otras complicaciones.

La fiebre suele ser una parte normal del proceso de curación del cuerpo. Pero hay complicaciones a tener en cuenta:

Convulsiones febriles

A veces, la fiebre causa convulsiones febriles en bebés y niños pequeños. Son más comunes en niños de entre 6 meses y 5 años.

En la mayoría de los casos, las convulsiones son inofensivas, pero eso no hace que sea menos aterrador que su hijo tenga una. Puede poner los ojos en blanco, babear o vomitar. Sus extremidades pueden ponerse rígidas y su cuerpo puede contraerse o sacudirse.

Lea más sobre convulsiones febriles y cómo manejarlas.

Fiebre que sigue regresando

Los medicamentos para reducir la fiebre bajan la temperatura corporal temporalmente, pero no afectan al insecto que está causando la infección. Por lo tanto, su hijo puede tener fiebre hasta que su cuerpo esté libre de infección. Esto puede llevar al menos dos o tres días. Es posible que su médico quiera ver a su hijo si la fiebre dura más de tres días.

Algunas infecciones, como la influenza (gripe), pueden durar de cinco a siete días. Y si su hijo está siendo tratado con antibióticos para combatir una infección bacteriana, es posible que su temperatura tarde 48 horas en bajar.

Fiebre sin otros síntomas

Cuando un niño tiene fiebre que no está acompañada de secreción nasal, tos, vómitos o diarrea, puede ser difícil averiguar qué le pasa.

Hay muchas infecciones virales que pueden causar fiebre sin ningún otro síntoma. Algunos, como la roséola, causan tres días de fiebre muy alta seguidos de un sarpullido rosa claro en el tronco.

Las infecciones más graves, como la meningitis, las infecciones del tracto urinario o la bacteriemia (bacterias en el torrente sanguíneo), también pueden desencadenar fiebre alta sin ningún otro síntoma específico. Si su hijo tiene fiebre de 102.2 grados F o más durante más de 24 horas, llame al médico, tenga o no otros síntomas.

Daño cerebral

Es posible, pero es muy poco probable.

No es inusual que un niño enfermo tenga una temperatura de 104 o incluso 105 grados F.Para causar daño cerebral, la temperatura de un niño debería alcanzar los 107.6 grados F; es difícil de imaginar, a menos que el niño esté atrapado en un automóvil caliente, porque ejemplo, o estaba demasiado vestido mientras tenía fiebre.

Nuevamente, la fiebre es común, normal y una señal de que el cuerpo de su bebé está haciendo lo que está diseñado para hacer cuando se enfrenta a una infección. Pero eres el mejor juez de cuando algo anda mal. Si le preocupa lo que está sucediendo con la temperatura de su hijo, llame a su médico.

Ver el vídeo: Cuándo aparece la fiebre? (Octubre 2020).