Información

Parto en casa de emergencia

Parto en casa de emergencia

¿Qué tan común es dar a luz incluso antes de llegar al hospital?

Es muy poco probable que te encuentres dando a luz inesperadamente en casa o en el asiento trasero de un taxi, especialmente si es tu primer bebé, pero puede suceder. Si no ha tenido síntomas de trabajo de parto o solo contracciones intermitentes y de repente siente una necesidad abrumadora de pujar, puede ser una señal de que su bebé está a punto de llegar.

Si ha tenido un trabajo de parto anterior que fue rápido y furioso, es importante estar especialmente atento a los signos del trabajo de parto. Esté preparado para hacer una carrera loca hacia el hospital o centro de maternidad, porque los trabajos posteriores pueden ir aún más rápido.

Pero si siente que no va a lograrlo y se encuentra en su casa (¡o en otro lugar!) Con contracciones repentinas y fuertes o una repentina y abrumadora necesidad de pujar, los siguientes pasos pueden guiarlo mientras espera la emergencia. equipo para llegar.

¿Qué debo hacer primero?

  • Llame al 911. Dígale al despachador que su bebé está llegando y que necesita un equipo médico de emergencia de inmediato.
  • Destrabe la puerta para que el equipo médico pueda abrirla. Es posible que no esté en condiciones de llegar a la puerta más tarde.
  • Si su pareja no está con usted, llame a un vecino o amigo cercano.
  • Llame a su médico o partera. Ella permanecerá en el teléfono para guiarlo hasta que llegue la ayuda.
  • Coge toallas, sábanas o mantas. Coloque uno debajo de usted y mantenga el resto cerca para que pueda cubrirse a usted y a su bebé inmediatamente después del nacimiento. (Si la ayuda no llega a tiempo y olvidas este paso, puedes usar tu ropa en su lugar).
  • Quítese los pantalones y la ropa interior.
  • Acuéstese o siéntese apoyado. Si da a luz de pie, su bebé podría caerse y sufrir una lesión grave.
  • Si siente una necesidad abrumadora de pujar, intente posponerlo jadeando o usando técnicas de respiración.

¿Qué debo hacer si mi bebé llega antes de que llegue la ayuda?

Mientras espera ayuda médica, intente que su bebé se alimente, pero solo si puede mantener el cordón umbilical suelto, no tenso (a veces, si la placenta todavía está dentro de usted, el cordón no será lo suficientemente largo para le permite llevar a su bebé a su pecho).

Si su bebé no respira espontáneamente al nacer, estimúlelo frotando firmemente su espalda hacia arriba y hacia abajo. Si su bebé aún no comienza a respirar, acuestelo boca arriba y frótele el pecho o déle golpecitos en la planta de los pies. Si aún no respira, dele reanimación de boca a boca.

  • Trate de mantener la calma. Los bebés que llegan rápidamente suelen dar a luz con facilidad.
  • Haga todo lo posible para guiar al bebé hacia afuera lo más suavemente posible.
  • Si el cordón umbilical está alrededor del cuello de su bebé, colóquelo sobre su cabeza lentamente o aflójelo lo suficiente para formar un lazo de modo que el resto de su cuerpo pueda deslizarse. Cuando esté completamente fuera, no tire del cable yno intente atar o cortar el cordón. Déjelo pegado a su bebé hasta que llegue la ayuda.
  • Quédese donde está hasta que saque la placenta, que debería llegar en breve.
  • Descanse a su bebé boca abajo, piel con piel, y caliéntelo con el calor de su cuerpo. Cúbrase a usted y a su bebé con una manta seca.
  • Idealmente, mantenga la cabeza de su bebé más baja que sus pies hasta que comience a respirar.
  • Si su bebé no respira espontáneamente al nacer, estimúlelo frotando firmemente su espalda hacia arriba y hacia abajo. Si aún no respira, dele reanimación de boca a boca.
  • Mientras espera ayuda médica, intente que su bebé se alimente, pero solo si puede mantener el cordón umbilical suelto, no tenso (a veces, si la placenta todavía está dentro de usted, el cordón no será lo suficientemente largo para le permite llevar a su bebé a su pecho).

Además de ofrecerle comodidad y seguridad, y darle la oportunidad de verlo de cerca, su succión hará que su cuerpo libere más oxitocina, la hormona que estimula las contracciones, lo que ayudará a que la placenta se separe y salga.

¿Qué pasa con el parto de la placenta?

Es probable que sienta contracciones y presión pélvica, pero por lo general es mucho más leve de lo que siente durante el parto. A veces, la placenta sale por sí sola y otras veces no. No tire del cordón para expulsar la placenta. Está bien si la placenta permanece en su útero hasta que llegue la ayuda médica.

Si la placenta sale, déjela unida al cordón también; el personal médico se encargará de ella. Amamantar después de que sale la placenta puede ayudar a que su útero continúe contrayéndose, y es necesario un útero bien contraído para mantener el sangrado bajo control. Si su bebé no se alimenta de inmediato, la estimulación manual de los pezones ayudará a liberar la oxitocina.

Después de sacar la placenta, masajee firmemente su útero frotando vigorosamente su vientre justo debajo del ombligo. Esto ayudará a que su útero se contraiga y permanezca contraído.

Ver el vídeo: Primeros auxilios en partos públicos (Noviembre 2020).