Información

Tiempo de curación y recuperación de la cesárea

Tiempo de curación y recuperación de la cesárea

Aprenda cómo se sentirá después de una cesárea. Descubra qué medicamentos recibirá, cómo será la recuperación una vez que salga del hospital y qué puede hacer para ayudar en el proceso de curación después de la cirugía.

Después de un parto por cesárea, probablemente se sienta eufórica y abrumada por la nueva persona en sus brazos, como cualquier madre primeriza. Pero también se estará recuperando de una cirugía abdominal mayor mientras se enfrenta a problemas típicos del posparto, como senos congestionados, cambios de humor y flujo vaginal.

Las pacientes con cesárea suelen permanecer en el hospital de dos a cuatro días antes de irse a casa. Pero su recuperación se medirá en semanas, no en días. Podrá hacer algunas cosas rápidamente, como amamantar y caminar. Es posible que no se puedan realizar otras actividades, como el ejercicio moderado, hasta ocho semanas después de la cirugía.

Esto es lo que puede esperar en las horas, días y semanas posteriores a la cesárea.

Cronograma de recuperación de la cesárea: desde la cirugía hasta el alta del hospital

Inmediatamente después de la cirugía: Es posible que se sienta atontado y posiblemente con náuseas. Las náuseas pueden durar hasta 48 horas, pero su proveedor de atención médica puede darle medicamentos para minimizar las molestias. Muchas mamás también sienten picazón en todas partes, particularmente aquellas que recibieron narcóticos por vía epidural o espinal. Si esto le sucede a usted, informe a su proveedor para que pueda obtener medicamentos para aliviar la picazón.

Si planea amamantar, puede comenzar en la sala de recuperación inmediatamente después de la cirugía. Incluso es posible que pueda amamantar inmediatamente después del parto de su bebé y antes de llegar a la sala de recuperación. Pida ver a un especialista en lactancia para que le muestre las posiciones para amamantar que no ejerzan presión sobre la incisión (como la posición de costado o la posición de fútbol americano). Si el hospital no tiene un asesor en lactancia, pregunte por la enfermera que es experta.

Primeras horas: Su enfermera debe pasar cada pocas horas al principio para controlarlo y ayudarlo. Ella tomará sus signos vitales, palpará su vientre para asegurarse de que su útero esté firme y evaluará la cantidad de sangrado vaginal.

Como cualquier mujer que acaba de dar a luz, tendrá una secreción vaginal llamada loquios, que consiste en sangre, bacterias y tejido desprendido del revestimiento del útero. Durante los primeros días, esta secreción será de color rojo brillante.

Dentro de 6 a 8 horas: Dependiendo de su situación, es posible que pueda beber líquidos y comenzar a comer una dieta ligera, si lo desea. En algunos casos, sin embargo, su médico puede recomendar esperar más tiempo antes de comer.

Dentro de las 12 horas: Si todo está bien, su enfermera le quitará su catéter intravenoso y urinario poco después de la cirugía. Su enfermera también le enseñará cómo toser o hacer ejercicios de respiración profunda para expandir sus pulmones y limpiarlos de cualquier líquido acumulado, lo cual es particularmente importante si ha recibido anestesia general. Esto reducirá el riesgo de neumonía.

Día siguiente: Se le animará a que se levante de la cama al menos un par de veces el día siguiente, o incluso el día de la cirugía, para caminar. (Sin embargo, no intente levantarse solo. La enfermera debe estar a su lado las primeras veces). Mientras tanto, haga que la sangre le entre en las piernas moviendo los pies, rotando los tobillos y moviéndose y estirándose. tus piernas.

Caminar hasta el baño puede parecer imposible al principio, pero moverse es importante para su recuperación. Ayudará a su circulación y hará que sea mucho menos probable que desarrolle coágulos de sangre. Además, hará que sus intestinos sean menos lentos, lo que lo ayudará a sentirse mucho más cómodo mucho antes.

Es posible que sienta entumecimiento y dolor en el lugar de la incisión, y la cicatriz estará ligeramente levantada, hinchada y más oscura que el tono natural de su piel. Su médico vendrá todos los días para ver cómo está y comprobar que la herida se esté curando correctamente.

Primeros dos días: Es posible que tenga algo de estreñimiento, dolor por gases e hinchazón durante los primeros dos días. El gas tiende a acumularse porque los intestinos se vuelven lentos después de la cirugía. Levantarse y moverse ayudará a que su sistema digestivo vuelva a funcionar.

Se le animará a caminar todos los días. Trate de caminar poco tiempo después de haber tomado los analgésicos, cuando es probable que se sienta más cómodo.
También es importante ir al baño para orinar con regularidad. Una vejiga llena dificulta que el útero permanezca contraído y aumenta la presión sobre la herida.

Días dos al cuatro: Es probable que pueda salir del hospital. La duración de su estadía dependerá de la razón por la que tuvo una cesárea y de la rapidez con que su cuerpo se recupere.

Medicamentos para la recuperación de la cesárea y el alivio del dolor

Es probable que le den varios medicamentos diferentes después de la cesárea para aliviar el dolor y ayudar con la curación. No dude en pedirle a su enfermera más medicamentos si se siente incómodo. No necesitas sufrir en silencio, y cuanto más esperes para pedir la medicación que necesitas, más difícil será controlar el dolor.

Estos son algunos medicamentos comunes que puede recibir:

Alivio narcótico del dolor: Si recibe una anestesia epidural, espinal o general para su cesárea, su anestesiólogo puede agregar morfina u otro narcótico, que puede brindar un excelente alivio del dolor posparto hasta por 24 horas sin el aturdimiento que proviene de los narcóticos sistémicos. Después de la cirugía, también puede recibir analgésicos por vía intravenosa.

Ablandador fecal: Le darán un ablandador de heces para contrarrestar el efecto estreñimiento del narcótico.

Simeticona: Si tiene gases y se siente muy incómodo, la enfermera puede darle algún medicamento de venta libre que contenga simeticona. Esta sustancia permite que las burbujas de gas se junten más fácilmente, facilitando la expulsión del gas. La simeticona es segura durante la lactancia. Alternativamente, también puede recibir antiácidos.

Vacuna: Antes de salir del hospital, recibirá las vacunas necesarias que no haya recibido (como la rubéola, la vacuna Tdap, la varicela y la vacuna contra la gripe). Y su proveedor se comunicará con usted (si aún no lo ha hecho) para asegurarse de que tenga un plan de control de la natalidad.

Recuperación de la cesárea después de salir del hospital

Espere necesitar ayuda, y mucha ayuda, una vez que llegue a casa. Si nadie se ofrece, pida apoyo a su pareja, padres, suegros y amigos. Si le preocupa no tener suficiente apoyo, contrate ayuda pagada si puede pagarla. Además de ayudar con otros niños, las tareas del hogar, sus propias comidas, etc., necesita poder descansar. Recuerde, se está recuperando de una cirugía.

Esto es lo que puede esperar una vez que llegue a casa:

Alivio del dolor: Es probable que le receten más analgésicos y un ablandador de heces antes de salir del hospital. Es posible que necesite analgésicos recetados hasta una semana después de la cirugía, pasando gradualmente a analgésicos de venta libre. (Si está amamantando, hable con su proveedor acerca de los analgésicos seguros). Beba muchos líquidos para evitar el estreñimiento debido al medicamento.

También puede encontrar que una almohadilla térmica o una bolsa de hielo ayudan a aliviar el dolor.

Curación de la cesárea: Cualquier cosa que ejerza presión sobre el área abdominal probablemente será dolorosa al principio, pero se sentirá un poco mejor día a día. Asegúrese de usar sus manos o una almohada para sostener su incisión cuando tosa, estornude o se ría. Es probable que la incisión se sienta notablemente mejor después de varios días, aunque es posible que siga estando sensible durante varias semanas. Incluso puede sentir entumecimiento o dolor ocasional alrededor de la incisión durante varios meses.

Cuidado de heridas: Su médico le dará instrucciones específicas para cuidar su incisión.

Deberá limpiar suavemente el área de la incisión con agua y un jabón suave. Hacerlo en la ducha suele ser la forma más sencilla. Asegúrese de mantener la incisión seca después de lavarla.

Si tiene grapas de metal, su médico se las quitará después de aproximadamente una semana. Sin embargo, es más probable que tenga puntos absorbibles que no es necesario quitar.

Sangrado: El sangrado y la secreción vaginales deberían estar disminuyendo, aunque pueden durar hasta seis semanas. Debe cambiar gradualmente de rojo brillante a rosa y luego a amarillo-blanco.

Amamantamiento: La enfermería puede ser un desafío en los días posteriores a una cesárea debido al dolor de la incisión de cicatrización. Si necesita ayuda, considere buscar el consejo de un asesor de lactancia para poder solucionar los problemas de lactancia y no terminar con dolor en los pezones.

Caminando: Si bien es esencial descansar lo suficiente una vez que esté en casa, también debe levantarse y caminar con regularidad. Caminar promueve la curación y ayuda a prevenir complicaciones como coágulos de sangre. Por supuesto, no deberías exagerar. Empiece lentamente y aumente su actividad gradualmente. Dado que se está recuperando de una cirugía abdominal mayor, su abdomen se sentirá adolorido durante algún tiempo.

Ejercicio: En seis a ocho semanas, podrá comenzar a hacer ejercicio moderadamente, pero espere hasta que su médico le dé el visto bueno. Sin embargo, deberías empezar a caminar de inmediato.

Tareas del hogar: Tómatelo con calma y evita las tareas domésticas pesadas o levantar objetos más pesados ​​que tu bebé durante ocho semanas. Tenga en cuenta que algunos movimientos que no suelen parecer extenuantes, como pasar la aspiradora, pueden resultar ahora difíciles. Escuche a su cuerpo y deténgase si algo se siente incómodo.

Sexo: No podrá reanudar las relaciones sexuales durante al menos seis semanas. Si su proveedor no le habló sobre la anticoncepción mientras se recuperaba en el hospital, en su visita posparto de seis semanas asegúrese de discutir qué método funcionará mejor para usted ahora. Es posible que pueda volver a usar el método anticonceptivo que usó en el pasado, o es posible que deba hacer algunos cambios.

Tampones: Para prevenir infecciones, no coloque nada en su vagina durante algunas semanas después del parto. En su chequeo posparto a las seis semanas, pregúntele a su proveedor si está bien comenzar a usar tampones.

Conducción: Si está tomando analgésicos, consulte con su médico sobre la seguridad de conducir (no es seguro conducir si está tomando opioides u otros sedantes). Tampoco conduzca si siente dolor por los movimientos de la conducción (girar para comprobar su punto ciego, pisar el pedal de freno, conducir, etc.). Pídale pautas a su médico.

Volviendo al trabajo: El momento en que pueda regresar al trabajo dependerá en parte de lo que haga en el trabajo y de lo bien que se esté recuperando. Por lo general, las mamás tardan entre seis y ocho semanas o más en estar listas después de la cirugía. Si tienes baja por maternidad, aprovéchala al máximo. Dese tiempo para sanar física y emocionalmente. Siempre consulte con su médico sobre su cronograma.

Dándose un baño: Para prevenir infecciones, no se sumerja en agua (en la bañera, jacuzzi o piscina, por ejemplo) hasta que tenga el visto bueno de su médico, por lo general en unas seis semanas.

Recuperación emocional después de una cesárea

Las mamás tienen una amplia gama de emociones después de una cesárea, por lo que es difícil predecir cómo se sentirá.

Algunas emociones comunes que puede experimentar incluyen:

Decepción: Es posible que se sienta decepcionada si tenía su corazón puesto en un parto vaginal, o si pasó por el trabajo de parto pero aún así terminó necesitando una cesárea.

Alivio: Es posible que no le importe cómo dio a luz si tuvo complicaciones y estaba preocupada por el bienestar de su bebé. Algunas mujeres que terminan en cirugía después de un trabajo de parto prolongado sienten una sensación de alivio.

Como si hubieras hecho trampa: Algunas madres se sienten engañadas por un parto vaginal, especialmente si tomaron clases de preparación para el parto y fantasearon con el "parto ideal". Otras se sienten como si fueran menos mujeres porque necesitaban una cesárea. Podría ser útil saber que muchas mujeres encuentran el nacimiento de su bebé, ya sea vaginal o por cesárea, muy diferente de lo que esperaban. Si tiene dudas persistentes sobre si la cirugía fue realmente necesaria, hable con su proveedor al respecto y pídale que revise la decisión con usted.

Tristeza: La tristeza posparto es común, ya sea que haya tenido una cesárea o un parto vaginal, generalmente comienza unos días después del parto y dura unos pocos días. Si los sentimientos no desaparecen por sí solos en las primeras semanas, o si se siente peor en lugar de mejorar, asegúrese de llamar a su médico y contarle sus síntomas. Es posible que padezca depresión posparto, un problema más grave que requiere tratamiento.

Frustración: Puede sentir que está tardando mucho en recuperarse. Recuerde que solo la curación de la cirugía requiere una cantidad significativa de tiempo y energía. Agregue a eso todos los cambios posparto por los que está pasando su cuerpo, junto con sus nuevas responsabilidades de crianza las 24 horas del día, y seguramente estará en una condición menos que óptima por un tiempo. Trate de tomarse un respiro y sea paciente. Con el tiempo, se sentirá mejor y disfrutará de la vida con su nuevo bebé.

No importa cómo se sienta, puede ser útil hablar de ello. Únase a BabyCenter's C-Section Mama's Club para conversar con otras mamás que hayan tenido cesáreas, o comuníquese con mamás locales a través de un hospital, escuela, iglesia u otro grupo de apoyo de redes. Y pídale consejo a su médico acerca de la atención profesional si cree que podría ser útil.

¿Cómo se verá la cicatriz de mi cesárea?

Al principio, la cicatriz estará ligeramente levantada, hinchada y más oscura que el resto de su piel, pero comenzará a encogerse significativamente dentro de las seis semanas posteriores a la cirugía.

Una incisión de cesárea mide solo 4 a 6 pulgadas de largo y aproximadamente 1/8 de pulgada de ancho. A medida que el sitio de la incisión continúa cicatrizando, su cicatriz coincidirá más con el color de su piel y se estrechará hasta aproximadamente 1/16 de pulgada de ancho. Podría picar mientras se cura.

Las cicatrices de la cesárea suelen ser muy bajas en el abdomen. Con el tiempo, el vello púbico ocultará una cicatriz horizontal baja, probablemente muy por debajo de la cintura de la ropa interior o la parte inferior del bikini.

Remedios caseros de cesárea para una curación más rápida

Comer bien: Idealmente, tiene alimentos buenos y nutritivos almacenados en su refrigerador y congelador. Pero si no es así, pida ayuda con la preparación de comidas y la compra de alimentos. Incluya en la lista muchos bocadillos rápidos, fáciles y nutritivos, y también incluya muchas frutas, verduras y granos integrales para mantenerse saludable y prevenir el estreñimiento. También beba mucha agua y otros líquidos, que también ayudarán a aliviar el estreñimiento y harán que se sienta mejor. Continúe tomando su vitamina prenatal para ayudar a llenar cualquier vacío nutricional.

Caminar: Esto le ayudará a sanar y prevenir la formación de coágulos de sangre y el estreñimiento. Caminar es una parte importante del proceso de recuperación de una cesárea.

Masaje: Tendrá que esperar hasta que esté completamente curado, entre seis y ocho semanas, antes de recibir un masaje abdominal. Pero un masaje de pies, manos, cabeza, brazos y espalda puede ayudar a aliviar el estrés, el dolor y la tensión.
Algunos médicos también recomiendan algo llamado masaje de cicatrices, que se cree que ayuda a prevenir adherencias en los tejidos alrededor de la incisión.

Carpeta abdominal: Algunos estudios sugieren el uso de una envoltura para la barriga, formalmente llamada faja abdominal, para ayudar a reducir el dolor después de una cesárea. Estas carpetas están disponibles en farmacias y en línea. Hable con su proveedor o el personal del hospital si tiene preguntas sobre cómo usarlos.

Cuando llamar al doctor

Por lo general, verá a su médico para que le haga un control de la incisión una o dos semanas después de salir del hospital, y tendrá un control completo en cuatro a seis semanas después del parto para asegurarse de que se está recuperando bien física y emocionalmente, y para responder preguntas que pueda tener sobre el cuidado infantil y el control de la natalidad. Mientras tanto, llame a su médico si tiene signos de una infección, que incluyen:

  • Calor, enrojecimiento, hinchazón o supuración en el sitio de la incisión
  • Empeoramiento del dolor o aparición repentina de dolor
  • Cualquier fiebre (incluso si la incisión se ve bien)
  • Secreción vaginal con mal olor
  • Dolor o ardor al orinar, ganas de orinar con frecuencia cuando no sale mucho, u orina oscura y escasa o con sangre

También llame a su proveedor de inmediato si tiene:

  • Sangrado de tipo menstrual después de los primeros cuatro días después del parto o sangrado que reaparece después de disminuir
  • Sangrado abundante en cualquier momento o sangrado con coágulos y calambres (si empapa dos toallas sanitarias por hora durante dos horas seguidas, su sangrado se considera abundante)
  • Dolor intenso o persistente o sensibilidad y calor en un área de la pierna, o una pierna que está más hinchada que la otra
  • Dolor en uno o ambos senos
  • Dificultad para respirar o dolor de pecho
  • Dolor de cabeza intenso
  • Pensamientos de hacerse daño a sí misma oa su bebé, o si se siente incapaz de cuidar a su recién nacido

Para obtener más información sobre las señales de advertencia de un problema médico en las semanas posteriores al parto, consulte nuestro artículo sobre cuándo llamar a su médico.

Aprende más:

Ver el vídeo: Cesárea: Logra una Recuperación Rápida Trucos para superar la Cesárea (Octubre 2020).