Información

Oscurecimiento de la piel durante el embarazo (melasma o cloasma)

Oscurecimiento de la piel durante el embarazo (melasma o cloasma)

¿Es normal tener melasma durante el embarazo?

Sí, es común desarrollar manchas de piel más oscura durante el embarazo, una afección llamada melasma o cloasma. El melasma también se conoce a veces como la máscara del embarazo porque las manchas suelen aparecer alrededor del labio superior, la nariz, los pómulos y la frente en forma de máscara.

También puede desarrollar manchas oscuras en las mejillas, a lo largo de la línea de la mandíbula o en los antebrazos y otras partes de su cuerpo que están expuestas al sol. Es más, la piel que ya está más pigmentada, como los pezones, las pecas, las cicatrices y la piel de los genitales, puede volverse aún más oscura durante el embarazo. Esto también suele suceder en áreas donde la fricción es común, como las axilas y la parte interna de los muslos.

¿Qué causa el melasma?

El melasma puede desencadenarse por cambios hormonales durante el embarazo, que estimulan un aumento temporal en la cantidad de melanina que produce su cuerpo. La melanina es la sustancia natural que da color al cabello, la piel y los ojos.

La exposición al sol también juega un papel. Las mujeres con tez más oscura tienen más probabilidades de tener melasma que las mujeres con piel más clara.

También es más probable que desarrolle melasma si se presenta en su familia.

¿Mi línea negra está relacionada con el melasma?

El mismo aumento en la producción de melanina que causa las manchas faciales del melasma también causa la línea negra o línea oscura que puede notar que corre por su abdomen.

Antes del embarazo, la línea alba (línea blanca) iba desde el ombligo hasta el hueso púbico, aunque probablemente no lo notó porque era del mismo color que el resto de su piel.

Durante el embarazo, la pigmentación del aumento de la producción de melanina convierte la línea alba en la línea negra (línea negra). La línea negra probablemente se desvanecerá a su color anterior al embarazo varios meses después de dar a luz a su bebé.

¿Cómo puedo evitar que el melasma empeore durante el embarazo?

Todos los cambios en la pigmentación de la piel debido al melasma generalmente desaparecen por sí solos después del parto, pero puede hacer algunas cosas para minimizar de manera segura las manchas oscuras en la piel durante el embarazo:

  • Utilice protección solar. Esto es crucial porque la exposición a los rayos ultravioleta (UV) del sol desencadena el melasma e intensifica los cambios de pigmentación. Use un bloqueador solar de amplio espectro (una fórmula que protege contra los rayos UVA y UVB) con SPF 30 o máscada día, incluso cuando no hace sol, y vuelva a aplicar con frecuencia durante el día si está al aire libre.

    Incluso si no planea salir de casa o pasar mucho tiempo al aire libre, es una buena idea aplicar protección solar como parte de su rutina matutina. La Academia Estadounidense de Dermatología advierte que su piel está expuesta a una cantidad significativa de luz ultravioleta cada vez que camina por la calle, viaja en un automóvil o incluso se sienta cerca de una ventana.

    Cuando esté al aire libre, use un sombrero de ala ancha y una camisa de manga larga si tiene cambios de pigmentación en los brazos. Limite el tiempo que pasa al sol, especialmente entre las 10 a.m. y las 2 p.m. Y definitivamente evita los salones de bronceado.

  • No te enceres. El uso de cera para eliminar el vello puede causar inflamación de la piel que empeora el melasma, especialmente en áreas de su cuerpo que se ven afectadas por cambios de pigmentación.
  • Utilice productos hipoalergénicos para el cuidado de la piel. Los limpiadores y las cremas faciales que irritan la piel pueden empeorar el melasma.
  • Aplica corrector. Si las manchas oscuras te molestan, cúbrelas con maquillaje con matices blancos y amarillos por ahora. No use productos para blanquear la piel durante el embarazo.

¿Seguiré teniendo melasma después de mi embarazo?

El melasma generalmente desaparece sin tratamiento después de tener a su bebé. Las manchas oscuras probablemente desaparecerán dentro de un año después del parto y su piel debería volver a su tono normal, aunque a veces los cambios nunca desaparecen por completo.

Para algunas mujeres, los anticonceptivos que contienen estrógeno (como la píldora, el parche y el anillo vaginal) también pueden contribuir al melasma. Si los cambios en la piel son molestos, considere otra opción anticonceptiva.

Si su piel todavía tiene manchas unos meses después de dar a luz y le molesta, hable con su proveedor de atención médica o con un dermatólogo sobre las opciones de tratamiento para el melasma. Puede sugerir el uso de una crema blanqueadora que contenga hidroquinona (y posiblemente protector solar), un medicamento tópico que contenga tretinoína (Retin-A) o una exfoliación química como el ácido glicólico.

Si está amamantando o planea quedar embarazada nuevamente pronto, infórmeselo a su proveedor y consulte con ella antes de usar cualquier tratamiento de venta libre.

No espere resultados instantáneos; puede llevar muchos meses ver una mejora. Si otros tratamientos no han ayudado, un dermatólogo puede aclarar las manchas oscuras con tratamientos con láser, pero esa no es la primera opción.

En cualquier caso, continúe protegiendo su piel del sol usando protector solar todos los días, vistiendo ropa protectora y manteniéndose alejado del sol durante las horas pico.

¿Las manchas oscuras en la piel durante el embarazo son alguna vez un signo de enfermedad?

Ciertos tipos de decoloración de la piel pueden ser un síntoma de cáncer de piel u otros problemas médicos.

Llame a su proveedor si tiene cambios en la pigmentación de la piel, así como dolor, sensibilidad, enrojecimiento o sangrado, o si nota algún cambio en el color, la forma o el tamaño de un lunar.

Es posible que lo deriven a un dermatólogo para un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Aprende más:

Ver el vídeo: TRATAMIENTO MELASMA ES POSIBLE EVITAR QUE SALGA? (Diciembre 2020).