Información

Cambios de humor durante el embarazo

Cambios de humor durante el embarazo

¿Por qué he estado tan malhumorado últimamente?

Es común tener cambios de humor durante el embarazo debido al estrés, la fatiga y los cambios hormonales que afectan los niveles de neurotransmisores (mensajeros químicos en el cerebro). Y, por supuesto, también existe la amplia gama de sentimientos que puede tener acerca de convertirse en padre.

Todos responden a estos cambios de manera diferente. Algunas futuras mamás experimentan emociones intensas, tanto positivas como negativas. Otros se sienten más deprimidos o ansiosos. Muchas mujeres embarazadas descubren que el mal humor se intensifica alrededor de las 6 a 10 semanas, disminuye en el segundo trimestre y luego reaparece a medida que se acerca la fecha de parto.

El embarazo puede ser un momento estresante y abrumador. Un día puede que se sienta muy feliz con la idea de tener un bebé y luego, con la misma rapidez, se pregunte en qué se ha metido. Es posible que le preocupe si será una buena madre, si el bebé estará sano y cómo el costo de agregar un niño a su hogar afectará las finanzas de su familia. Y es posible que le preocupe cómo el tener un bebé afectará su relación con su pareja y sus otros hijos, como si aún pudiera brindarles la atención que necesitan.

Incluso si su embarazo fue planeado, a veces puede tener sentimientos encontrados sobre lo que se avecina. Eso no es sorprendente, considerando las altas expectativas puestas en los padres. Y la presión comienza incluso antes de que nazca el bebé. Puede que te preguntes constantemente: ¿Estoy leyendo los libros correctos? ¿Estoy comprando los productos adecuados? ¿Sabré cómo estimular el desarrollo de mi hijo de manera adecuada y desarrollar su autoestima?

Mientras tanto, es posible que se sienta poco atractivo a medida que su cuerpo cambia y que le preocupe aumentar demasiado de peso o verse "gordo", especialmente si no puede hacer tanto ejercicio como le gustaría.

Los síntomas físicos del embarazo, como acidez de estómago, fatiga y micción frecuente, también pueden ser una carga. No es raro sentir que ha perdido el control sobre su cuerpo y su vida durante este tiempo. Todas estas preocupaciones pueden llevar sus emociones a una montaña rusa.

¿Cómo puedo controlar mis cambios de humor?

Trate de recordarse a sí mismo que los trastornos emocionales son normales en este momento. Dicho esto, hacer un esfuerzo consciente para nutrirse puede ayudarlo a mantenerse estable durante tiempos turbulentos.

  • Tómalo con calma. Resista la tentación de abordar tantas tareas como pueda antes de que nazca el bebé. Puede pensar que necesita estarcir conejitos en las paredes de la guardería, reorganizar todos los armarios o hacer horas extra antes de irse de licencia por maternidad, pero no es así. En cambio, colóquese en la parte superior de su lista de tareas pendientes. Después de todo, mimarse es una parte esencial del cuidado de su bebé.
  • Crea un vínculo con tu pareja. Expresar cómo se siente mientras le asegura a su pareja su amor contribuirá en gran medida a fortalecer su relación. Asegúrate de pasar mucho tiempo juntos e incluso vete de vacaciones si puedes. Fortalezca su conexión ahora, para que realmente puedan estar el uno para el otro después de que nazca el bebé.

    Si es soltera, haga algo para fortalecer su relación con sus amigos y familiares, o busque un grupo de apoyo para futuras mamás solteras. Esto le proporcionará un apoyo vital ahora y después de que nazca su bebé.

  • Haz algo que te haga sentir bien. Esto podría significar dedicar un tiempo especial para usted y su pareja. O podría significar tomarse un tiempo a solas para hacer algo solo para usted: tomar una siesta, salir a caminar, recibir un masaje prenatal o ver una película con un amigo.
  • Hablarlo. Exprese sus preocupaciones sobre el futuro con amigos comprensivos. El simple hecho de expresar sus inquietudes con palabras a menudo lo ayuda a manejarlas o le brinda información sobre las soluciones. Mantenga abiertas las líneas de comunicación entre usted y su pareja, y conviértalo en una calle de doble sentido: además de expresar sus sentimientos, escuche a su pareja también.
  • Maneja tu estrés. En lugar de dejar que la frustración en su vida se acumule, busque formas de relajarse. Duerma lo suficiente, coma bien, haga ejercicio y diviértase. Identifique las fuentes de estrés en su vida y cambie lo que pueda, como recortar su lista de tareas pendientes. Si sigues sintiendo que la ansiedad sigue apareciendo, intenta tomar una clase de yoga durante el embarazo, practicar meditación u otras técnicas de relajación, o consultar a un consejero profesional.

¿Qué pasa si no puedo deshacerme de mi mal humor?

Si sus cambios de humor son cada vez más frecuentes o más intensos, o si duran más de dos semanas, hable con su médico y pida que lo refiera a un consejero. Es posible que se encuentre entre el 14 y el 23 por ciento de las mujeres que luchan contra la depresión leve a moderada durante el embarazo.

Si nota que su ansiedad está interfiriendo con su capacidad para funcionar en su vida diaria, es posible que esté sufriendo un trastorno de ansiedad. Y si sus cambios de humor se vuelven más frecuentes e intensos y tiene dificultad para dormir, es posible que tenga síntomas de trastorno bipolar, una afección en la que alterna entre períodos de depresión y manía.

Si sospecha que tiene alguna de estas afecciones, es fundamental que obtenga ayuda y tratamiento profesional durante el embarazo. La investigación ha demostrado que los problemas de salud emocional no tratados pueden afectar el bienestar físico de su bebé y aumentar su riesgo de parto prematuro y depresión posparto. Tanto la psicoterapia como los medicamentos pueden ser muy efectivos para tratar estas afecciones, de modo que usted y su bebé puedan estar bien durante el embarazo y después.

Ver el vídeo: Cambios emocionales durante el embarazo. Afectan a mi bebé los cambios emocionales? (Octubre 2020).