Información

Por qué es difícil dormir bien durante el embarazo

Por qué es difícil dormir bien durante el embarazo

¿Por qué es tan difícil dormir durante el embarazo?

La mayoría de las futuras madres esperan dormir lo suficiente y descansar bien cuando llegue el bebé. Pero uno de los trucos sucios de la naturaleza es que, justo cuando más necesitas descansar, no puedes conseguirlo porque te duele la espalda, tienes la vejiga llena, la barriga grande y la mente está llena de miedos y ansiedades por tu bebé. . Estas son algunas de las razones por las que es difícil conciliar el sueño y algunas estrategias que pueden ayudar:

Necesidad constante de orinar

La capacidad de su vejiga se ha reducido significativamente debido al crecimiento de su útero. Beber lo menos posible en una o dos horas antes de acostarse puede limitar los viajes nocturnos al baño.

Náuseas

Dado que las náuseas tienden a golpear el estómago vacío, coma un refrigerio ligero con alto contenido de carbohidratos antes de irse a la cama y mantenga algunas galletas saladas o pasteles de arroz en su mesa de noche para que sea fácil tomar una o dos por la mañana.

Indigestión o acidez estomacal

Evite distender el estómago comiendo comidas pequeñas y frecuentes en lugar de tres grandes. Coma las comidas al menos tres o cuatro horas antes de acostarse y siéntese después de comer. Descarte los cítricos, las especias, los alimentos fritos y el chocolate porque pueden irritar el esófago. Si ninguna de estas medidas ayuda, está bien triturar una tableta antiácido después de las comidas.

Calambres en las piernas

Muchas mujeres embarazadas se despiertan ocasionalmente por la noche debido a calambres en las piernas. Intente estirar la pantorrilla flexionando el pie, con el talón primero; masajeando suavemente su pierna; colocar una bolsa de agua caliente en el área estrecha; o levantarse y caminar.

Insomnio

Es muy común durante el embarazo dar vueltas y vueltas de emoción y ansiedad a medida que se acerca la fecha de parto. Pruebe un baño tibio antes de acostarse y algunas técnicas de relajación. Algunas mujeres encuentran que hacer ejercicio durante el día les ayuda a dormir mejor por la noche.

Hagas lo que hagas, trata de no estresarte demasiado por la falta de sueño; la ansiedad solo agravará tu insomnio. Evite mirar el reloj (saber que la hora no lo hará sentir mejor), cierre los ojos y concéntrese en su respiración. Algunas investigaciones sugieren, paradójicamente, que tratar de permanecer despierto lo llevará a la tierra de los sueños en poco tiempo.

Preocuparse por el bienestar de su bebé

Todos los futuros padres están ansiosos por las muchas incógnitas involucradas en tener un bebé. Puede ser útil armarse de información. Para aliviar sus ansiedades, lea y asista a una clase de preparación para el parto. Confíe también en su pareja, que puede sentirse igual que usted. Sacar a la luz sus miedos puede ayudarlo a deshacerse de ellos.

Simplemente no puedo ponerme cómodo. ¿Qué tengo que hacer?

Únete al club. A medida que avanza su embarazo y su cuerpo se vuelve más difícil de manejar, ponerse cómodo puede ser casi imposible. Una almohada de maternidad o una nueva posición para dormir pueden ayudar, e incluso dormir en un sillón reclinable o en un sofá puede parecer más cómodo.

 

Aprenda dos formas sencillas de ponerse cómoda y acomodarse a su vientre en crecimiento durante el embarazo.

Ver el vídeo: Trastornos del sueño y consecuencias de no dormir bien - Clínica Medellín (Septiembre 2020).