Información

Accidentes infantiles comunes y cómo prevenirlos

Accidentes infantiles comunes y cómo prevenirlos

A pesar de los mejores esfuerzos de protección y seguridad para niños, a veces ocurren accidentes infantiles. A continuación, se incluyen ejemplos de algunas emergencias infantiles comunes, incluida la forma más probable de que ocurran, y consejos sobre cómo evitarlas.

Quemaduras

Las quemaduras se encuentran entre las lesiones accidentales infantiles más comunes y pueden ocurrir de varias maneras:

  • Quemaduras de sol
  • Quemaduras eléctricas y descargas eléctricas al insertar dedos u objetos en los tomacorrientes o morder cables eléctricos
  • Llamas de estufas, lámparas, fósforos, cigarrillos encendidos, chimeneas e incendios domésticos
  • Tocar superficies calientes, como estufas, calentadores y recipientes para microondas
  • Líquido caliente y vapor de sartenes, tazas, calentadores de agua y agua del baño

Consejos de seguridad:

  • Coloque los calentadores de agua a no más de 120 grados Fahrenheit.
  • Nunca deje alimentos que se cocinan sin supervisión en la estufa y mantenga las asas de las ollas fuera de su alcance. Siempre supervise a los niños en la cocina.
  • Instale y mantenga detectores de humo en cada piso de su hogar y cerca de los dormitorios.

Obtenga más información sobre las quemaduras y cómo prevenirlas.

Envenenamiento

Todos los días en los Estados Unidos, más de 300 niños son tratados por intoxicación en las salas de emergencia, según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC). El envenenamiento accidental puede ocurrir por:

  • Tragar champú, aftershave, perfume, productos de limpieza, desinfectante de manos y nicotina líquida que se utiliza en los cigarrillos electrónicos
  • Consumir medicamentos o vitaminas, o tomar una dosis incorrecta de medicamentos.
  • Exposición al monóxido de carbono de aparatos de gas como estufas y calentadores

Consejos de seguridad:

  • Deshágase de los medicamentos vencidos o innecesarios, tanto recetados como de venta libre.
  • Mantenga los medicamentos, los productos de cuidado personal, las soluciones de limpieza y los productos químicos domésticos fuera del alcance (y fuera de la vista) de los niños pequeños.
  • Instale detectores de monóxido de carbono.

Conozca los síntomas del envenenamiento y obtenga más consejos para mantener seguro a su hijo.

Ahogo

El ahogamiento sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños hasta los 14 años, e incluso pequeñas cantidades de agua representan un peligro para los niños muy pequeños. Tome las siguientes precauciones para reducir el riesgo de su hijo:

  • Tenga cuidado con los niños pequeños cerca del agua en los inodoros, bañeras y baldes, y hieleras y neveras portátiles que contengan agua o hielo.
  • Asegúrese de que los jacuzzis, spas, hidromasajes y piscinas sean inaccesibles para su hijo.
  • Mantenga a su hijo alejado de fuentes, acequias de riego, pozos para postes y pozos.
  • Supervise de cerca a su hijo cuando juegue cerca del agua.

Consejos de seguridad:

  • Asegúrese de que los baldes y baldes estén vacíos cuando no los esté usando.
  • Mantenga la tapa del inodoro bajada y la puerta del baño cerrada.
  • Nunca deje a su hijo sin supervisión cerca del agua.

Obtenga más información sobre cómo proteger a su hijo cuando esté cerca del agua.

Caídas

Algunas caídas y caídas son inevitables a medida que los niños aprenden a pararse, caminar, correr y trepar. La mayoría no son graves, pero las caídas son en realidad la principal causa de lesiones no mortales para los niños, incluidas lesiones en la cabeza, fracturas y esguinces y contusiones o hematomas.

Algunos de los lugares más comunes de donde caen los niños incluyen:

  • Sillas altas
  • Camas, cambiadores y otros muebles
  • Escalera
  • Pisos resbalosos
  • Carritos de compra
  • Equipo de juego
  • Asientos para bebés no asegurados
  • Andadores de bebé
  • Ventanas sin protecciones o paradas adecuadas

Consejos de seguridad:

  • Instale protectores de ventanas, puertas de escaleras y barandillas.
  • Lleve a su hijo a parques infantiles apropiados para su edad con superficies blandas debajo del equipo.
  • Nunca deje a un bebé desatendido en un cambiador u otro mueble.

Lea más sobre qué hacer si su hijo se cae.

Asfixia, estrangulamiento y asfixia

Los niños muy pequeños se llevan casi todo a la boca. Y si hay una manera de que su hijo se enrede en cuerdas o cintas, probablemente la encontrará. A continuación, se muestran algunos ejemplos de objetos cotidianos que pueden ser peligrosos para su hijo:

  • Los pequeños trozos de comida (incluida la comida para mascotas), juguetes, baterías, tapas de botellas, monedas, globos, canicas, tapas de bolígrafos o marcadores, imanes, botones, bandas de goma, pasadores pequeños o moños para el cabello y perlas de agua son peligros de asfixia.
  • Los collares, cordones en la ropa, cintas para la cabeza de bebés, cordones, corbatas y cintas, así como cordones en juguetes, electrodomésticos, persianas y otros accesorios pueden causar estrangulamiento.
  • Los arneses de seguridad mal abrochados en una trona o un cochecito pueden permitir que el bebé se resbale y quede atrapado.
  • Las cunas más viejas con barandillas abatibles pueden atrapar a un bebé, y las mantas, almohadas, protectores de cunas y colchones de aire pueden provocar asfixia.

Consejos de seguridad:

  • Mantenga las cunas y camas alejadas de las ventanas con persianas o cuerdas.
  • Revise entre los cojines del sofá y la silla para ver si hay juguetes pequeños que puedan haberse deslizado hacia abajo donde los dedos pequeños puedan encontrarlos.
  • Mantenga los peligros de asfixia y estrangulamiento fuera del alcance de los niños pequeños.
  • Nunca coloque a su bebé boca abajo sobre una superficie blanda.
  • Aprenda primeros auxilios de emergencia para asfixia y reanimación cardiopulmonar, y asegúrese de que cualquier persona que cuide a su hijo también tenga esta capacitación.

Obtenga más información sobre cómo hacer que su guardería sea a prueba de niños y sobre cómo elegir ropa que sea segura para los bebés y los niños pequeños.

Otras lesiones comunes

Los niños pueden sorprenderte con todas las formas en que pueden lastimarse. Aquí hay otras lesiones a tener en cuenta:

  • Lesiones de nariz por chocar con objetos estacionarios, caer sobre una superficie dura, desviar un juguete volador o pelear con otros niños
  • Artículos atascados en una fosa nasal o en el oído, como piedras pequeñas, vitaminas masticables, guijarros y guisantes
  • Cortes y rayones de uñas afiladas, mascotas, objetos afilados, bordes de muebles, palos y otros objetos puntiagudos en el exterior
  • UNA codo tirado por tomar a su hijo de un brazo, sacudirlo con fuerza o balancearlo por los brazos
  • Lesiones oculares causado por polvo, arena, aerosoles químicos u otros tipos de materias extrañas
  • Picaduras de animales, insectos u otro niño

Consejos de seguridad:

  • Hacer que su casa sea a prueba de niños puede ser de gran ayuda para mantener a su hijo a salvo de los peligros domésticos.
  • Conocer los primeros auxilios y saber cómo saber si una lesión es tratable en el hogar o necesita atención médica de emergencia puede evitar que una mala situación empeore.

Seguridad del coche

Las colisiones no son lo único de lo que preocuparse cuando se trata de automóviles. Otros peligros incluyen:

  • Un asiento de automóvil de tamaño incorrecto o instalado incorrectamente (o no usar un asiento de automóvil en absoluto)
  • Golpe de calor por dejar a un niño en un automóvil cerrado
  • Atrapamiento en ventanas eléctricas o baúles de automóviles
  • Ser atropellado accidentalmente

Consejos de seguridad:

  • Asegúrese de que el asiento de seguridad de su hijo sea un modelo actual, esté en buenas condiciones y esté instalado correctamente.
  • Abróchese siempre el cinturón.
  • Coloque su teléfono celular u otro artículo esencial junto al asiento de seguridad de su hijo para que no se olvide de llevarlo con usted después de estacionarse.
  • Camine alrededor de su automóvil antes de entrar para asegurarse de que no haya niños jugando cerca.
  • Mantenga su auto estacionado cerrado con llave con las ventanas abiertas para que los niños no puedan entrar.

Una nota especial sobre las armas

Uno de cada tres hogares estadounidenses con niños tiene al menos una pistola, según la Campaña Brady para Prevenir la Violencia con Armas. Más de 2.400 niños y adolescentes mueren cada año debido a la violencia con armas de fuego, incluidos unos 124 muertos en tiroteos accidentales. Más de 3000 personas resultan heridas en tiroteos accidentales cada año.

Consejos de seguridad:

  • Idealmente, no tenga armas en la casa. Mantenga las armas descargadas en un lugar cerrado con llave fuera del alcance de sus hijos y guarde las municiones en un lugar cerrado e inaccesible separado.
  • Use candados para armas para mayor seguridad.
  • Antes de que su hijo juegue en la casa de un amigo, pregunte si hay armas en la casa.

Ver el vídeo: Prevencion de Accidentes en el Hogar (Septiembre 2020).