Información

Cómo comprar una trona

Cómo comprar una trona

La verdad sobre las sillas altas

Cuando comienza a comer alimentos sólidos (y una vez que su bebé puede sentarse solo), una trona le brinda a su hijo un lugar seguro para experimentar con sabores y texturas. También le facilita la supervisión de las comidas y la limpieza posterior.

Las tronas vienen en una amplia variedad de estilos y precios. Elija uno que sea resistente y fácil de limpiar; debe ser lo suficientemente resistente como para soportar varios años de uso diario. Su hijo puede usar una trona hasta los 2 o 3 años.

Las tronas básicas harán el trabajo, pero algunos modelos de alta gama resisten mejor el desgaste y pueden ser más útiles a largo plazo.

Vea qué tronas les gustan más a los padres en los premios Moms 'Picks de BabyCenter, o explore decenas de tronas.

Tipos de tronas

Tronas básicas con estructura de metal o plástico

Estos modelos son bastante simples. Algunos son simplemente plástico moldeado con arneses; otros tienen un poco de acolchado en el asiento. Algunos tienen bandejas, otros no. Pros: Suelen ser económicos y ligeros. Algunos se pliegan, lo que los hace fáciles de mover y almacenar. Contras: Por lo general, ofrecen menos comodidad para un bebé que otros tipos, pueden tener rincones difíciles de limpiar.

Tronas con todas las funciones

Estos tienen todas las características de los modelos básicos más extras como asientos bien acolchados, ruedas, bandejas desmontables, cubiertas para bandejas aptas para lavavajillas y altura ajustable y reclinación del asiento. Algunos modelos crecen con su hijo y se convierten en un asiento elevado o una silla para niños.

Tronas portátiles y con gancho

En lugar de una trona independiente, algunas familias eligen un asiento que se adhiere a la mesa o que se sujeta a una silla normal de cocina o comedor. Estas sillas enganchables pueden liberar espacio en espacios reducidos y tienden a costar menos que las sillas altas estándar. Y como son portátiles, son útiles para restaurantes, la casa de la abuela y viajes. En el lado negativo, muchas sillas de gancho no funcionan en todas las mesas, especialmente si la suya es extragruesa o delgada o tiene un borde.

Tronas de madera

Las tronas de madera pueden ser muy atractivas pero pueden tener inconvenientes. A menudo, el asiento es demasiado profundo y el reposapiés demasiado bajo para un bebé. Y las bandejas de madera son más pesadas y más difíciles de limpiar que las de plástico. Aún así, es posible que tengan menos grietas que puedan atrapar migas y derrames, y algunos modelos se convierten en sillas normales a medida que su hijo crece.

Que buscar al comprar

Tipo: Esto variará según sus gustos y necesidades, pero preste especial atención al tamaño y las limitaciones de espacio.

Bandeja: La opción más conveniente es una que se separe fácilmente y quepa en el fregadero o lavavajillas para su limpieza (algunas bandejas también tienen una tapa apta para lavavajillas). Las sillas con bandejas desmontables son más versátiles a medida que su hijo crece, ya que se pueden acercar a la mesa.

Facilidad de limpieza: La comida encontrará su camino en cada grieta y hendidura. Revise el asiento, el arnés, la bandeja y el armazón para ver si hay áreas difíciles de limpiar y, si encuentra demasiadas, elija un modelo diferente. El asiento y el arnés deben ser fáciles de limpiar o quitar y pasar por la lavadora.

Versatilidad: Algunas sillas altas se convierten en un asiento elevado o una silla del tamaño de un niño para usar cuando su hijo sea mayor.

Adaptabilidad: El ajuste de la altura de la silla es útil, al igual que una bandeja ajustable para asegurarse de que la barriga de su hijo no se apriete a medida que crece. Cada ajuste debe bloquearse de forma segura en su lugar.

Robustez: Las sillas con bases anchas son más difíciles de volcar. Agite la silla un par de veces para comprobar la estabilidad.

Comodidad: Los asientos acolchados son más fáciles para el trasero de su bebé; un reposapiés es una buena característica para los bebés mayores. Asegúrese de que las costuras a lo largo del frente del asiento no tengan bordes afilados y no rayen la parte posterior de las piernas de su hijo. Revise la parte inferior de la bandeja en busca de agujeros o bordes afilados que puedan lastimar los dedos de su hijo.

Arnés de seguridad: Su trona debe tener un arnés de 5 puntos, o un arnés de 3 puntos y un poste para la entrepierna, para evitar que su hijo se levante o se resbale. Revise la hebilla; uno que es demasiado simple de operar se puede deshacer fácilmente, incluso con la presión de la barriga de su hijo. Las correas del arnés deben ajustarse para adaptarse a su hijo en crecimiento.

Ruedas: Estos facilitan el traslado de una trona, a menudo desde la cocina al comedor. Asegúrese de que las ruedas se bloqueen para evitar deslizamientos accidentales.

Estándares de seguridad: Busque el sello de certificación de la Asociación de Fabricantes de Productos Juveniles (JPMA) en el empaque.

Notas de seguridad importantes

  • Los niños pueden sufrir lesiones graves al caerse de una trona, así que siempre supervise a su hijo y mantenga abrochado el arnés de seguridad. Siga los límites de edad y peso recomendados por el fabricante, si se proporcionan.
  • Cientos de miles de sillas altas han sido retiradas del mercado en los últimos años debido a una variedad de problemas de seguridad, incluidos clavijas que sobresalieron y causaron laceraciones, cinturones de seguridad que se desabrocharon y asientos que se soltaron. Antes de comprar una trona o usar una de segunda mano, consulte las retiradas de productos de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de EE. UU.
  • Las sillas altas de madera vintage se utilizan mejor solo con fines decorativos. Los estándares de seguridad han cambiado a lo largo de los años y, aunque es bonito, es posible que su silla heredada no sea segura.

Lo que te va a costar

Las sillas altas estándar comienzan en alrededor de $ 40 y cuestan alrededor de $ 200, y los modelos de primera línea alcanzan los $ 400 o más. Una silla con gancho o una trona portátil cuesta entre $ 25 y $ 100.

Descargue nuestra guía ilustrada de sillas altas

Ver el vídeo: Trona Moon 2G de Mima - Trona Evolutiva para Bebés (Septiembre 2020).