Información

Elegir una partera de entrada directa

Elegir una partera de entrada directa

¿Qué es una partera de entrada directa?

Las parteras de ingreso directo suelen asistir a los partos en el hogar, aunque algunas trabajan en centros de maternidad. Pueden aprender sus habilidades a través del autoestudio, el aprendizaje o en una escuela o universidad de partería independiente. Menos del 0,5 por ciento de los partos en los Estados Unidos son atendidos por una partera de entrada directa.

Aquellas que han cumplido con los estándares de certificación establecidos por el Registro de Parteras de América del Norte (NARM) se denominan parteras profesionales certificadas (CPM). Algunas parteras de ingreso directo están certificadas de acuerdo con los requisitos del Colegio Americano de Enfermeras Parteras y se denominan parteras certificadas (CM). Las parteras que no están certificadas o licenciadas se conocen comúnmente como parteras no profesionales o parteras tradicionales.

Las parteras no profesionales y de ingreso directo son diferentes de las enfermeras parteras certificadas (CNM), que se educan tanto en enfermería como en obstetricia, certificadas por el Colegio Americano de Enfermeras Parteras y con licencia para ejercer en todo Estados Unidos. La mayoría de las CNM atienden partos en hospitales, pero algunas practican en centros de maternidad y atienden partos en casa.

¿Tienen licencia las parteras de entrada directa?

La forma en que se autoriza y regula a las parteras de ingreso directo varía de un estado a otro. El estado de Washington, por ejemplo, tiene estrictos estándares de licencias, y las parteras de ingreso directo allí son reembolsadas tanto por Medicaid como por algunas HMO por los partos en el hogar. Por otro lado, en algunos estados, es ilegal que las parteras de entrada directa ejerzan. Algunos estados no regulan en absoluto a las parteras de entrada directa.

Puede averiguar el estado legal de las parteras de entrada directa en su estado en los sitios web de Midwives Alliance of North America o Citizens for Midwifery.

 

Descubra cómo una partera ayuda a una mujer durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto.

¿Cómo puedo saber si una partera de ingreso directo es la opción correcta para mí?

Puede elegir una partera de entrada directa para que la atienda durante su embarazo siempre que goce de buena salud (lo que significa que no tiene afecciones médicas crónicas graves, como presión arterial alta, epilepsia, enfermedad cardíaca o diabetes) y como siempre que su estado lo permita.

Las parteras son una opción atractiva para las mujeres que desean un enfoque del parto más individualizado y menos rutinario que el que suelen ofrecer muchos obstetras tradicionales, y especialmente para aquellas que desean dar a luz en casa. Las parteras se enfocan en ayudarla a conocer los cambios físicos y emocionales que atraviesa durante el embarazo, enseñarle cómo mantener buenos hábitos de salud y considerarla una participante activa en todos los aspectos de su atención. Ven cada embarazo como un evento único y la alientan a considerar sus opciones de trabajo de parto y parto y a personalizar su propio plan de parto.

En su primera visita a una partera, ella tomará un historial médico completo, responderá cualquier pregunta que tenga, realizará un examen físico y se realizarán exámenes de laboratorio. Ella puede hacer los arreglos necesarios para cualquier prueba prenatal que desee que le hagan ella misma, como una ecografía o una amniocentesis. Si resulta que tiene una afección médica u obstétrica, como presión arterial alta o trillizos, que requiere el cuidado de un obstetra o un perinatólogo (un especialista de alto riesgo), ella puede derivarlo a uno.

¿Cómo encuentro una partera con acceso directo?

Para encontrar una partera de ingreso directo, consulte con las clínicas de salud de la mujer locales o llame a NARM al (888) 842-4784. Pídale a cualquier partera que esté considerando que le dé referencias de clientes y asegúrese de que esté certificada y autorizada para ejercer en su estado. Si le interesa dar a luz en un centro de maternidad, llame a la Asociación Estadounidense de Centros de Maternidad al (215) 234-8068 o visite el sitio web de la asociación.

¿Qué debo preguntarle a una partera de ingreso directo?

Al igual que con cualquier proveedor de atención médica, busque competencia, experiencia, empatía y flexibilidad. A continuación, se incluyen algunas consideraciones al tomar su decisión:

  • ¿Cuál es su educación, capacitación, experiencia y certificación?
    Descubra cuánta experiencia ha tenido, dónde se educó y capacitó para ser partera y si se graduó de un programa acreditado a nivel nacional. Pregúntele si aprobó un examen de certificación nacional y si tiene licencia para ejercer en su estado.
  • ¿Quién es su médico de respaldo?
    Asegúrese de que tenga arreglos formales de respaldo con un obstetra y un hospital locales. Pregúntele cómo maneja las emergencias y qué tan lejos está el hospital. Considere reunirse con el médico colaborador.
  • ¿Cómo funciona su práctica?
    Si está planeando un parto en casa y la partera está practicando en solitario, pregúntele qué hace si dos mujeres están en trabajo de parto al mismo tiempo. Si está en un consultorio grupal o depende de parteras en otro consultorio para cubrirla cuando está fuera o en otro parto, averigüe si están certificadas y autorizadas, y considere reunirse con ellas también. Pregúntele si se quedará con usted si necesita ser trasladada al hospital durante el trabajo de parto.
  • ¿Su compañía de seguros cubrirá sus servicios?
    Averigüe si su seguro le reembolsará sus servicios. Verifique su cobertura y averigüe cuánto le costará si necesita ser trasladado al hospital.

Consulte nuestra Hoja de entrevistas para parteras para obtener una lista completa de preguntas que debe hacer.

Ver el vídeo: Así es el trabajo de una PARTERA - #EnlaPiel de Melina, en Telefe Noticias (Octubre 2020).