Información

Tés de hierbas durante el embarazo

Tés de hierbas durante el embarazo

¿Es seguro beber infusiones de hierbas durante el embarazo?

Muchas mujeres embarazadas evitan cuidadosamente la cafeína, el alcohol, la nicotina y los medicamentos innecesarios, pero no lo piensen dos veces antes de beber taza tras taza de té de hierbas. Si esto le suena familiar, piénselo de nuevo: los tés de hierbas pueden ser tan poderosos como los medicamentos recetados y también pueden tener efectos secundarios.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no regula la seguridad y eficacia de los productos a base de hierbas de la misma manera que lo hace con los medicamentos recetados e incluso los medicamentos de venta libre. La mayoría de los ingredientes de los tés de hierbas se pueden tomar de forma segura en pequeñas cantidades, pero algunos no. Además, solo algunas de las hierbas utilizadas en los tés se han estudiado en mujeres embarazadas.

Dado que no sabemos exactamente cuántos tés afectan a las mujeres embarazadas y a sus bebés en desarrollo, es mejor consultar con su proveedor de atención médica antes de beber cualquier tipo de té durante el embarazo.

¿Cómo puedo saber qué tés de hierbas son seguros para beber durante el embarazo?

Aunque ninguna regulación de EE. UU. Aborda específicamente el té de hierbas, la mayoría de las hierbas que la FDA considera seguras para el uso alimentario también se presume que son seguras para el té. Este puede ser el caso o no.

Los tés hechos con hierbas como la menta y el tomillo pueden ser seguros para beber ocasionalmente en pequeñas cantidades durante el embarazo o la lactancia. Pero beber cantidades excesivas de cualquier té puede causar problemas de salud para usted y su bebé en desarrollo. Las hierbas en los tés están más concentradas que en los alimentos, por lo que beberlas puede ser dañino incluso si comerlas no lo es.

No hay mucha investigación sobre la seguridad de los productos a base de hierbas, por lo que si elige beberlos, hágalo con moderación y hable con su médico de antemano.

Que tés sonno ¿seguro?

Cuando se toman en cantidades grandes o medicinales, muchas hierbas que se usan en tés pueden ser dañinas. Algunos incluso pueden aumentar las probabilidades de aborto espontáneo, trabajo de parto prematuro o bajo peso al nacer.

Si está embarazada o amamantando, evite las siguientes hierbas:

  • Alfalfa
  • Cohosh negro
  • Cohosh azul
  • Consuelda
  • Dong quai
  • Efedra (llamada ma huang en medicina tradicional china y prohibido en los Estados Unidos desde 2004)
  • Muérdago europeo
  • Sello de oro
  • Hibisco
  • Marrubio
  • Kava
  • Labrador
  • La hierba de limón
  • Raíz de regaliz
  • Artemisa
  • Hoja de ortiga (también llamada hoja de ortiga)
  • Flor de la pasión
  • Poleo
  • Manzanilla romana
  • Romero
  • Sabio
  • Sasafrás
  • Saw palmetto
  • Vetiver
  • Milenrama
  • la yerba mate

Esta no es una lista completa, así que siempre pregúntele a su médico si una hierba en particular es segura para consumir durante el embarazo. Nota: aún puede comer alimentos que contengan algunas de estas hierbas, como el romero y la salvia, porque las cantidades que se usan en los alimentos son generalmente mucho más pequeñas que las que se usan en el té, y no tan potentes. (El proceso de preparación para hacer té concentra los químicos de las hierbas).

¿Qué pasa con los tés de hierbas que se comercializan para mujeres embarazadas?

Las mismas precauciones se aplican a los tés hechos específicamente para mujeres embarazadas y vendidos en supermercados y tiendas naturistas. Aunque los fabricantes de tés para embarazadas promocionan sus productos como saludables para las futuras mamás, ningún estudio clínico respalda estas afirmaciones y la seguridad de los ingredientes no está regulada.

Los tés para el embarazo generalmente incluyen ingredientes como alfalfa, semilla de hinojo, hoja de limoncillo, verbena de limón, hoja de ortiga, hoja de frambuesa roja, escaramujo y hoja de fresa. No todos estos son seguros para tomar durante el embarazo. Por ejemplo, la hoja de ortiga (también conocida como hoja de ortiga) estimula el útero y puede provocar un aborto espontáneo. Algunas parteras usan la hoja de frambuesa (también conocida como hoja de frambuesa roja) para ayudar al parto, pero su efectividad no ha sido probada. Solo debe usarse al final del embarazo bajo la supervisión de un profesional de la salud.

El jengibre se usa comúnmente para aliviar las náuseas matutinas durante el embarazo, y los estudios han demostrado que es seguro y efectivo para este propósito. Pero también hay alguna evidencia de que puede afectar negativamente a las hormonas sexuales fetales y aumentar el riesgo de sangrado vaginal durante el embarazo. Por lo tanto, antes de beber té de jengibre, analice sus beneficios y riesgos con su proveedor de atención médica.

¿Cómo puedo elegir un té de hierbas seguro?

Revise las etiquetas de los paquetes y no elija tés que contengan ingredientes poco seguros o desconocidos. Considere preparar su propio té de hierbas: agregue miel, jugo de frutas, cáscaras de limón, canela o clavo de olor al agua hirviendo o al té negro o verde descafeinado.

Incluso los tés caseros son mejores con moderación porque no se sabe lo suficiente sobre los efectos de la mayoría de las hierbas en las mujeres embarazadas y en período de lactancia.

Ver el vídeo: Remedios caseros para no quedar embarazada (Octubre 2020).